Megatendencias para la inversión en el largo plazo

Blog-21---Cubierta

Sintonía del podcast cortesía de Stormy Mondays (canción "Días mejores"). La redacción de la entrada del blog ha sido realizado por Adolfo Mena Pueyo, autor del proyecto value4all.

Las megatendencias para el largo plazo

Uno de los mayores problemas de la inversión en sectores defensivos es que éstos crecen tradicionalmente menos que la media del mercado. Es decir, que su propia estabilidad conlleva unos crecimientos más reducidos en el largo plazo, motivados también por la descapitalización que supone para la empresa el mantener una política de dividendos generosa.

Por este motivo, en una estrategia de inversión en el largo plazo es conveniente identificar cuáles son las tendencias futuras del mercado. Si bien una de las premisas de la inversión es saber que el futuro no se puede predecir, analizando patrones de consumo y comportamiento actuales sí se pueden intuir qué industrias van a ser más importantes en el futuro. Los que se detallan a continuación son el de la hiperconectividad (que incluye el auge de la inteligencia artificial y la nanotecnología), el aumento de la esperanza de vida, la emergencia climática y el ocio (turismo y videojuegos).

Hiperconectividad:

El mundo se encuentra en un momento en el que la conectividad de todos sus usuarios es vital. Por lo que, el uso de datos va a impulsar la creación de una red de infraestructuras de telecomunicaciones compleja.

El desarrollo y el uso de la Inteligencia Artificial (IA) ha crecido en los últimos años. Cada vez más empresas utilizan esta tecnología basado en algoritmos que son capaces de replicar la capacidad humana de aprender y hacer predicciones. La IA permite a las empresas mejorar sus productos y servicios obteniendo ventaja estratégica.

La IA está siendo utilizada en muchos negocios diferentes como la fabricación, con el machine learning, la banca, donde la IA es capaz de detectar desde delitos financieros o para dar un soporte de chat en línea para los clientes mediante bots, o Netflix que gracias a esta tecnología es capaz de recomendarnos series y películas que pueden gustar al cliente en función de sus gustos.

La IA es un mercado en auge donde cada vez las empresas privadas invierten más dinero. En 2019 aumentó un 18% llevando a US$26,2 mil millones (Goldman Sachs, 2019). La empresa analista Markets and Markets ha sacado un informa de investigación donde se espera que el mercado de IA se valúe en US$190,6 mil millones para 2025 con una tasa de crecimiento anual compuesto (CAGR en inglés) del 36,6%.

Como barrera de entrada que presenta este mercado es la falta de conocimiento técnico y de expertos en tecnología de IA.

Por estas razones se considera que la inteligencia artificial va a ser un mercado alcista y rentable para inversiones a largo plazo.

Por su parte, la nanotecnología es un mercado relativamente nuevo que se entiende como productos que tienen unas dimensiones de 100 nanómetros o menos y que tiene propiedades únicas en esa dimensión. La nanotecnología podría afectar principalmente en un futuro a sectores como medicina, alimentación y cosméticos, tecnología e industrial y mejorar el medioambiente.

La nanotecnología se enfoca como una revolución tecnológica e industrial para beneficio de la sociedad. Como barrera de entrada se detecta un conocimiento muy técnico donde no hay muchos expertos en la materia.

Por lo tanto, la nanotecnología es un mercado en crecimiento con muy buenas perspectivas de futuro donde se hace interesante analizar sus empresas para una inversión a largo plazo.

Aumento de la esperanza de vida:

Una cuestión importante al realizar inversiones en el largo plazo es proyectar cómo será la población a medida que avanza el tiempo de las inversiones realizadas. En particular, un dato importante a tener en cuenta es el envejecimiento de la población y el incremento de las clases medias en países emergentes. Con esta tendencia se piensa que crecerán de manera considerable tanto el sector de bienes de consumo como el del turismo, pero también las empresas que dispensen servicios médicos para las personas de edad avanzada, que se denomina genéricamente Healthcare.

El sector de Healthcare incluye varias industrias, como la hospitalaria, la de servicios institucionales, fabricantes de dispositivos, fabricantes de medicamentos y compañías de biotecnología, entre otras.

La industria de la salud tiene una proyección de crecimiento debido al envejecimiento de la población y los avances en tecnología médica. La generación del “baby boom” está compuesta por las personas nacidas entre 1946 y 1965, es decir, que actualmente tiene entre 55 y 74 años. Los “baby boomers” son los mayores consumidores de productos y servicios de salud.

Según un estudio del (National Institutes of Health, 2016) hoy en día la población mayor de 65 años representa el 8,5% (617 millones) y en 2050 el porcentaje será del 17% (1,6 billones). También hay que considerar que la esperanza de vida cada vez es mayor y estás personas ancianas necesitaran más atención y servicios médicos.

A estos datos de crecimiento hay que añadir que al sector de la salud no le afectan las crisis tanto como a otras empresas ya la gente no escatima en gastos para la salud y los gobiernos destinan gran parte del gasto público a este sector. Por lo tanto, debería de ser un buen mercado para invertir a largo plazo.

Emergencia climática:

Se hace patente la concienciación medioambiental por parte de la ciudadanía. Es por ello por lo que, los sectores que prioricen procesos comprometidos con este y cuyos productos sean sostenibles verán crecimiento. Aquí puede hablarse de las empresas eléctricas, con procesos de obtención limpios.

El sector de las energías renovables está en crecimiento. La concienciación social y las normativas medioambientales están impulsando este mercado Un ejemplo de ello es el Plan de Energías Renovables (Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Deomográfico, 2011) que fue aprobado en 2011 estableciendo los objetivos acordes con la Directiva 2009/28/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, donde se pretende que en el año 2020 al menos el 20% del consumo final bruto de energía en España proceda de las fuentes renovables.

Las energías sustituyen a los combustibles fósiles para la generación de energía. Esta energía contribuye a la reducción de emisiones y al cuidado del medioambiente. Las energías renovables son la hidroeléctrica, eólica, bioenergía, solar y geotérmica, en orden de cuota de mercado.

En 2017, se valoró el mercado global de las energías renovables en US$ 928 millones y se espera que alcance US$ 1.512,3 millones, registrando una tasa compuesta anual de 6.1% de 2018 a 2025. (Allied Market Research, 2017),

La inversión en energía renovable es muy grande. Factor que obstaculiza al crecimiento, pero el avance tecnológico y el mayor financiamiento gubernamental ofrece oportunidades de crecimiento. Hay que destacar que, en Oriente Medio, los combustibles fósiles se utilizan principalmente debido a su naturaleza rentable en comparación con otras regiones.

A pesar de esto, muchas empresas energéticas tradicionales ya están haciendo esa transición hacia las renovables e invierten cientos de millones en esta energía limpia.

Ocio:

El turismo es una actividad con un gran crecimiento en los últimos años y con una previsión mayor en los próximos años. En 2019 los viajes y el turismo aportaron US$ 8,8 billones al PIB mundial y creó 319 millones de puestos de trabajos.

La gente cada vez se adapta mejor a las nuevas tecnologías y la gente cada vez asiste menos a las agencias de viajes físicas y los organizan en línea. De hecho, el 83% de los adultos estadounidenses prefieren reservar sus viajes en línea. Se prevé que alcance 1,95 mil millones para 2026 frente a los 756 millones en 2017. Se espera una tasa de crecimiento compuesta anual de 12,1% entre 2018 y 2026.

Más allá de los viajes, el ocio “del día a día” también parece estar cambiando, con un auge del consumo de videojuegos por parte de población adulta; y el consumo de entretenimiento en plataformas de streaming.

Por la parte de los videojuegos, desde hace muchos años la gente se entretiene con videojuegos en la década de 1980 se empiezan a lanzar las primeras máquinas recreativas con videojuegos conocidos a nivel mundial como el Pacman y el Tetris. Hoy en día los videojuegos se trabajan principalmente para ordenadores, smartphones y consolas (PlayStation, Xbox, etc.)

El negocio se divide en dos: el hardware que serían las consolas, controladores, procesadores, etc. y los softwares que serían los programas que componen los videojuegos.

El crecimiento de los videojuegos es enorme en los últimos años, en 2015 el 58% de las personas mayores de 13 años se consideraban jugadores y en 2018 alcanzaba el 66%. (Nielsen, 2018)

Actualmente, la industria de los videojuegos genera más ingresos que la del cine y la música juntas. En 2018, solo en Estados Unidos se ingresaron US$43 mil millones. Netflix afirmaba que el videojuego “Fornite” es una amenaza mayor para su negocio que HBO.

El mundo de los videojuegos ha creado ligas competitivas denominadas “eSports” donde a menudo los premios superan US$1 millón y han llegado hasta los US$25 millones. Amazon compró en 2014 Twitch, que es una plataforma para jugadores donde se retrasmiten videos, tutoriales y campeonatos, por US$970 millones. Para poder hacerse más a la idea de esta comunidad, Twitch, retrasmite más de 2.2 millones de transmisiones a diario y tiene más de 15 millones de televidentes diarios.

Una buena empresa para invertir sería Electronic Arts Inc. (EA) ya que dispone de gran experiencia y conocimiento del sector de los videojuegos con cientos de productos que se han ido lanzando a lo largo de la historia. Trabaja todas las plataformas y es líder en ciertas categorías de videojuegos. Tiene una capitalización bursátil de US$ 33,36 mil millones

Este mercado es sin duda un mercado enorme y en crecimiento, evolucionando hacia una experiencia para el usuario, gracias a tecnología como la Realidad Virtual y la IA, y no solo un entretenimiento.

Conclusión:

Se pueden identificar una serie de megatendencias que se van a dar en el mundo en los próximos años o décadas, y estar presente en ellos puede ser interesante para un inversor con visión en el largo plazo. En general las megatendencias van a ser inversiones de crecimiento, pero con un carácter menos cíclico que otras que se pueden encontrar.

El problema es encontrar cuál es la empresa que se va a convertir en la dominadora de su industria, o la que va a presentar un mayor crecimiento. Una buena alternativa a la compra de acciones de renta variable puede ser la de invertir en megatendencias mediante un fondo especializado en ellas.

 Key Takeaways (KTs):

KT1 – Las megatendencias son fuerzas transformadoras que cambian los hábitos de consumo de las personas.

KT2 – Por este motivo, es razonable pensar que, si las sabemos identificar a tiempo, deberían ser buenas para la inversión en el largo plazo.

KT3 – La inversión en megatendencias puede suponer un buen complemento a una inversión centrada en valores defensivos, que son más estables y predecibles, pero de crecimiento más limitado.

KT4 – Algunas de estas megatendencias son la hiperconectividad o digitalización, el aumento de la esperanza de vida, la emergencia climática, y los nuevos tipos de ocio.

KT5 – La dificultad de acertar con la empresa que va a resultar la de mayor crecimiento en una industria determinada puede recomendar la inversión a través de fondos de inversión específicos.

 




Este trabajo se ha desarrollado bajo la licencia Creative Commons reconocimiento-no comercial-sin obra derivada.


 

Notas:

entrada blog nota

El proyecto value4all es un proyecto divulgativo sin ánimo de lucro. No somos una gestora ni comercializadora de acciones y/o fondos, ni aceptamos publicidad de comercializadoras para preservar la independencia del proyecto.

Los fondos que deposites en renta variable (acciones) no están garantizados. El capital invertido queda por lo tanto sujeto a las subidas y bajadas del mercado. Debes por lo tanto considerar la inversión en Bolsa como un vehículo adecuado para tus ahorros en el largo plazo, esto es, el destino del ahorro que estás seguro de no necesitar en un horizonte de 8-10 años. En caso contrario, el riesgo de que acabes teniendo menos dinero del depositado es muy alto.

Técnicas de ahorro y alternativas al sistema de pe...
La máquina de imprimir dinero y el demonio de la d...

Artículos relacionados

 

Comentarios

No hay comentarios por el momento. Sé el primero en enviar un comentario.
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Jueves, 02 Diciembre 2021

Imagen Captcha

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://www.value4all.es/